Follow by Email

Se ha producido un error en este gadget.
LUMBOCIATICA 
 Corresponde a todo dolor que se irradia en el trayecto del nervio ciático... Lumbociática Lumbociática, significa dolor originado en región lumbar que se irradia en el trayecto del nervio ciático.El 85 % de los sindromes lumbociáticos son producidos por hernias de la columna lumbar (HNP) Pocas dolencias en el ser humano han merecido tanto estudio, puesto que esta afección existe desde tiempos inmemorables y forma parte de la historia de la medicina desde Hipócrates.





Clasificación del Síndrome Lumbociático. Síntomas.Diagnóstico. Tratamiento.

El Nervio Ciático El nervio ciático  es el más largo y el más grueso de la anatomía y es la prolongación de las raíces lumbares cuarta, quinta, primera, segunda y tercera sacra, cuyo entrelazamiento forma el plexo sacro. Estas raíces emergen del conducto raquídeo a través de los agujeros de conclusión y en contacto íntimo con los discos intervertebrales cuerpos y articulaciones intervertebrales. A nivel de la escotadura ciática mayor, todos los componentes del plexo se unen formando un tronco común el nervio ciático que abandona la pelvis por la porción infrapiramidal de la mencionada escotadura entre la tuberosidad isquiática y el trocánter mayor y desciende al compartimiento posterior del muslo entre el semimembranoso y semitendinoso, por dentro está el bíceps crural al llegar al hueco poplíteo se hace superficial y se divide en ciático poplíteo interno y externo. El ciático poplíteo interno recorre verticalmente el hueco poplíteo y atraviesa el anillo del sóleo para formar el nervio tibial posterior que cruza verticalmente la pierna y contornea el máleolo interno y se bifurca en la planta del pié en dos ramas; Plantar interno y externo después de inervar los músculos de la cara posterior de la pierna. El ciático poplíteo externo se separa del anterior en el ángulo superior del hueco poplíteo y rodea el cuello del peroné para bifurcarse en el espesor del peronéo lateral largo formando el nervio músculo cutáneo y el tibial anterior. En este largo recorrido desde la columna lumbosacra hasta la punta del pie, el nervio ciático y sus ramas atraviesan puntos especialmente vulnerables cómo los agujeros de conjunción, articulaciones sacro iliacas, el hueco poplíteo y el cuello del peroné . Los principales elementos sensitivos del ciático, se originan en las raíces lumbares cuarta y quinta y en la primera sacra y proporcionan fibras táctiles dolorosas y termosencibles a sus dermatomas respectivos. Estas fibras se relacionan con el dolor el sentido de posición y la presión profunda de gran cantidad de músculos tendones, las cápsulas y ligamentos de las articulaciones del pié, tobillo, rodilla y articulaciones sacro iliacas. Además, el nervio recurrente sinuvertebral inerva las pequeñas articulaciones interapofisiarias, el anillo fibroso de los últimos discos lumbares, el ligamento ínter espinoso y amarillo. La lumbociatica se puede describir como una sensación dolorosa que el enfermo refiere a la región lumbosacra, región glútea y cara posterior externa de la extremidad inferior. Los impulsos que interpretamos como dolorosos son conducidos por fibras amielínicas que parten de terminaciones libres distribuidas por la piel, estructuras subcutáneas y viscerales. Los componentes sensitivos del ciático que provienen de las raíces lumbosacras suministran fibras dolorosas, térmicas y táctiles a sus territorios respectivos. Los estímulos nocivos aplicados a cualquiera de las estructuras inervadas por el ciático desde el canal raquídeo hasta los ortejos excitaran las fibras dolorosas y las terminaciones nerviosas somáticas y viscerales en el tronco mismo del nervio provocando dolor. En la lumbociatica, el dolor se produce por irritación directa de la división posterior primaria de la raíz comprimida. Cualquier estímulo aplicado a la raíz intratecal o extratecal se acompaña siempre de dolor irradiado en el dermatoma correspondiente de la raíz estimulada. Este dolor se produce al ponerse tensa la raíz, bajo la presión del material discal herniado y aumenta por cualquier circunstancia que contribuya a distender la raíz, lo que constituye la manifestación clínica de la ciática que precede a la aparición de los trastornos reflejos o motores. También, las raíces lumbosacras pueden irritarse por la presencia de neurotransmisores, producto de la degeneración discal. Cuando las raíces son estimuladas al más leve contacto, se produce irradiación del dolor en forma atípica al dermatóma correspondiente. A veces, las sensaciones son interpretadas como provenientes de un punto diferente de su origen verdadero y a esto se le llama un dolor referido.

Clasificación Existen numerosas clasificaciones del síndrome lumbociatico,pero basándonos en la etiología y desde un punto de vista operacional resulta práctico clasificarlas como:
1. Lumbociatica Raquídea o Proximal. 
 2. Lumbociatica Pelviana (por irritación sacro iliaca).
3. Lumbociatica troncular.
4. Lumbociatica psicosomática o funcional Dentro de la lumbociatica raquídea la causa más frecuente son las hernias del núcleo pulposo.
1. Prolapso del Disco Intervertebral (HNP).
2. Síndrome de las Facetas.
3. Estenosis Foráminal.
4. Estenosis Raquídea. 
5. Tumores de la Cauda Equina.
6. Tumores Vertebrales Primitivos (benignos y malignos).
7. Tumores Metastásicos (Próstata, mama, tireoides, hipernefroma).
8. Espóndilodiscitis (Estafilocosica, tífica, TBC).
9. Espóndilo Artritis Anquilosante (Enfermedad de Bechterew).

Clínica del Síndrome Lumbociático.
 El síndrome radicular se presenta en forma predominante con:
1. Síntomas Raquídeos, como dolor provocado por la tos, estornudo y presión directa.
2. Irradiación Radicular del dolor, se produce por la compresión directa de la raíz habitualmente por una HNP, cuyo dolor se exacerba con las maniobras de distensión del nervio ciático (Signo de Lásegue)  y compresión del nervio.
3. Déficit Neurológicos, ya sea como sensitivo, motor o de los reflejos.

Tratamiento
Síndrome Lumbociático Inicialmente, este síndrome se tratará sintomáticamente dado que en la mayoría de los casos se producirá una regresión en un período variable de tiempo. En general, el tratamiento consiste en reposo, según la intensidad de los síntomas, por unos pocos días en cama, antinflamatorios no esferoidales, relajantes musculares, fisioterapia y crioterapia.
También debe realizarse un reacondicionamiento físico general.
También, pueden utilizarse las infiltraciones epidurales o peridurales con corticoides de depósito como la Metilprenisolona (depomedrol).
El tratamiento kinésico especializado es específico y distinto para cada diagnóstico. Por ejemplo, para una espondilolistesis lítica o ístmica o una HNP extruida la fisioterapia, en general proporciona un alivio sintomático.
Finalmente, el tratamiento del Síndrome Lumbociatico es etiológico, pero se debe realizar un enfoque multidisciplinario (equipos de trabajo).